Una boda en el Pirineo con vistas de escándalo

 
Silvia y Marc, prepararon una auténtica boda handmade. El lugar no podía ser mejor, el Pirineo, en la Vall de Boí, con unas vistas de escándalo en lo alto de Durro donde se ve una panorámica fantástica de su pueblo querido Barruera. Todo tenia mucho significado para ellos, fue una boda muy bonita y muy emotiva. Después se desplazaron al Balneario de caldes de Boí para continuar la fiesta.
Me encantan las bodas de montaña, por todo, sus vistas, su gente....se respira diferente....